lunes, 1 de diciembre de 2008

Permaneciendo

He aprendido a aprovecharte
con cada minuto nuevo a tu lado,
sé que son segundos de excepción
en las esferas cuadradas de tu reloj,
por eso ahora los guardo todos,
espero que así lleguen a ser muchos,
por si alguna vez quieres formar parte
del tiempo que se tiene para siempre.

No tengo alta la voz para pedir más,
aunque tenga en las manos una lista
infinita que termina siempre contigo,
porque hoy me vale con curarte
el frío cotidiano que pone el invierno
en las palmas de tus manos,
sobre todo si son ellas
las que encuentran el calor
que guardé diez veces, para ti,
en la memoria de las mías.

Ahora no pretendo ser más
que un momento en tu cabeza,
fabricar ese instante, por sorpresa,
en el que viajes fuera
de la actualidad de tus paredes,
y que se te sonrojen
los labios de los recuerdos,
cuando les pidan permiso
para poder comenzar a besarlos.

Yo, con todo esto,
ahora sé que tengo bastante,
no te esconderé nada
donde no lo puedas encontrar,
he aprendido a no derrocharte,
y sé que debo saber guardarte,
para cuidar lo que ya eres para mí:
mi mucho más que más.


"Permaneciendo"
© El país de los tejados. chus alonso díaz-toledo.

http://pokitochus.blogia.com/

5 comentarios:

raquel dijo...

Flaco, en ocasiones sos... para comerte. Me fascina el poema, me fascina su ternura.
Besos voladores para vos, sos un Loco campión.

sara dijo...

Mucha mucha ternura en esas letras, dan ganas de adoptarte, niño. Un besazo, Chus

virginia dijo...

malabares cuadrados, y rodados, permanencia en usté, esquina cuadrada.
Es precioso chus.
un beso.

Anónimo dijo...

Realmente acogedor, tierno con una pizca del encantador diablo que lleva adentro el poeta. Chus, es bello lo que cuentas, y la manera en que lo haces. Es difícil no caer en la cursilería cuando se vuela a ras de la ternura, pero ese Belcebú de ojos interminables que tienes adentro, se encarga de que no pringue la dulzura de tus letras. ¿Letras y tú? Sois lo mismo, niño.
Un beso muy grande, niño, y cuidate, Chus, CUIDATE.

Ariadna

AnaletraK dijo...

Llevaba un tiempo sin leerte, y como siempre, es una gozada volver a tus letras. Este poema es realmente bello.

Besos