viernes, 12 de diciembre de 2008

Fuera de aquí

La filosofía del desorden
sobre la mesa,
la ropa vistiendo
los espacios vitales,
los montones de libros
amontonados,
y las sábanas
que escondían las fiestas.

Todo ha desaparecido
de su sitio,
desde que tu sitio
desapareció de aquí,
me queman los lugares
donde no estás,
y me tiemblan los pasos
que me llevan
donde pueda encontrarte.

A ti te prometí no escribirte
por las paredes,
a mí me juré no subir
por los tejados de tus noches,
inevitables promesas,
juramentos obligados
en mis derrotados dedos.

Porque sigues viviendo
con formas de letras,
y te me caes de las manos
como si fueran
cachitos de vida,
y se me llevan
con cada minuto que pasa,
sin que nos pase
nada más que nada,
y me disuelvo
en este silencio sin novedad,
que es tan aficionado a pensarte.

"Fuera de aquí"
© El país de los tejados. Cambalache. chus alonso díaz-toledo.

4 comentarios:

cris dijo...

Un poema que llena vacíos. No permitas que se te dejen de caer las letras de los dedos, sabes que tus manos son especiales por muchas cosas, entre ellas las letras que dejan caer

Anónimo dijo...

Besos, Chus.

Cris

Álvaro dijo...

Amigo poeta, los tres últimos versos, a sabiendas de repetirme, he de decirle que son tristemente hermosos, su poesía suele terminar con una traca final, eso es muy de usted, y a las pruebas me remito.
Un abrazo, y mi admiración por sus letras.

ariadna dijo...

Fuera de tus letras está el mundo, y dentro de ellas está la vida que lo habita. Niño grande, llevo un par de meses disfrutando como una loca con tu poesía, me recuerda a una noche gaditana de teatro, en la que tus versos tenían tu voz. Muerto de vergüenza delante del público...
y más mono :)