martes, 25 de noviembre de 2008

La mirada de Panero

Te encuentro
con la mirada perdida
en un rizo del aire,
el cigarro en la mano
alimenta el viento
con arabescos blancos,
y danzas de realidad,
que tú, y sólo tú,
me ayudas a comprender
que son intenciones
donde piensa la verdad.

Escribes palabras
encerradas tras la verja,
las encadenas,
una tras otra,
fabricando pesadillas
en los sueños de un papel,
y te exilias de la vida cuerda,
para llegar a la horca
donde se cuelgan las certezas
que no molestan a los demás.

No sé bien si te duele la voz
cuando piensas
en lo absurdo del dolor a gritos,
o si te sangra el silencio
de todos nosotros,
porque si tú callas
nada es exacto,
excepto el escozor
que queda en las heridas
abiertas sin más.

No sé si seré capaz
de mirarte
a los ojos de nuevo,
pero ya sé de dónde
se prenden los puentes
que me llevan a tu tierra,
y en ellos, poco a poco,
vuelvo a caminar los pasos
de un adiós sin vueltas,
caminar que me devuelve
a la huella de una ciudad
que se seca de tanto sentir.


“La mirada de Panero"
(letras desde el otro lado de la verja)
© El país de los tejados. chus alonso díaz-toledo

http://pokitochus.blogia.com/

4 comentarios:

Álvaro dijo...

Mi querido, amigo poeta, me gusta más esta nueva cara que le dio usted, en su momento, al poema con el que retrata a nuestro admirado, y ahora también cómún amigo, Panero.
Un abrazo con cariño para usted, y que sepa que se le echa mucho de menos en el Gijón.

Mj (Perseida) dijo...

Salud Poeta!
Mi admiración por Panero y tus letras.

Besos, siempre al Sur

Anónimo dijo...

¡Buenísimo!

Besos desde el frío del norte, Chus.

raquel dijo...

Me fascinó la primera vez que lo leí, y podés creer que ahora me gustó más, Flaco. Sos un loco adorable hablando de otro loco adorable. Besos para vos, Flaco Chus.