jueves, 2 de octubre de 2008

Niña de Agua

La Niña de Agua se acerca
a la luz de la candela,
los brillos y las sombras
juegan sobre sus pechos,
mientras en el aire huele
a sal con rama nueva, de canela,
y en sus pies se convierten
los pasos en sendas del mar.
Niña, dame esa irreverencia
que me lleve hasta tu desnudez,
dame los sabores que te tienen
en cada centímetro que haces,
y deja que sea la madrugada
una sucesión de manos, y hechos,
para convertirnos en dos universos
que convergen en el instante del Uno.
La Niña de Agua conoce
bien el ritmo de los tambores
que dicen la vida palpitando las manos,
y sabe contar la canción de mi sangre,
porque en sus venas corren los días
de mi tiempo absuelto, vestido de feria,
y tres lugares para exiliarme
cuando sea el momento del turno,
que tiene la ronca voz, de la soledad.

"Niña de Agua"
© El país de los tejados. chus alonso díaz-toledo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Precioso!

Esther dijo...

Cuando leo algo como lo que has escrito creo en un mundo mejor. Me gusta mucho este país lleno de tejados. Un beso interminable para el poeta y para la editora borracha :)

virginia dijo...

Joder, qué mago eres,Mago-malabares.

Ariadna dijo...

Una manera muy bonita de comenzar un nuevo sitio. Seguro que se convertirá en otro pokito-lugar, como pokit in a pocket. Un beso para el poeta indisciplinado.