martes, 26 de junio de 2012

Suposición


Podría ser una furia
capaz de romper
la historia de la luz,
o también un grito
de tono nocturno,
venido del otro lado de la calle.

Podría ser la penumbra
que posa sus sombras
más allá de la puerta,
o un sueño parido antes
de comenzarse a soñar.

Sin ruido, se desliza
como serpiente de agua
con ojos de fuego,
acomodando sus formas
a la insolente paciencia
de quien sabe el secreto
de la eternidad y su dolor.

En su sangre de hielo
discurre la muerte que vive la vida,
y me atrapa en sus abismos,
como el vacío atrapa
la decisión del suicida,
y se vierte dentro de mis venas,
y me deja un poema mudo
junto a un ocaso incierto,
y el paisaje es un ser muerto
dentro de las noches de sal.


"Suposición"
© Ediciones Cambalache. chus alonso díaz-toledo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanta la oscuridad que tienen tus versos, crean una ansiedad deliciosa. Besos anónimos de una admiradora anónima.

Marga dijo...

La última estrofa es el cierre perfecto para los versos anteriores. Es verdad que es oscura y agobiante la poesía.
Besos de una admiradora con nombre :)

Manuel Marcos dijo...

Magnífico poema. Tiene unas imágenes que golpean con fuerza en el silencio de ésta habitación, las guardaré como oro en paño, como urraca que picotea estos rastros de innegable belleza.
Un abrazo, Chus.

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Maestro, una maravilla.
Un montón de expresiones.
Piedra

Gatomalabares dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gatomalabares dijo...

Muchas gracias, admiradora anónima, da gusto este tipo de anonimatos que dejan sol y no penumbras. Un beso.

Muchas gracias, Marga, gracias por tus palabras con nombre, y también llenas de bondad para con mis letras. Un beso.

Muchas gracias, amigo Manuel, se agradece tu opinión, y también se valora ese deseo de guardar, mucho más cuando te sé una persona totalmente alejada del síndrome de Diógenes halagüeño. Un abrazo, amigo del sur.

Miguel,derrochas sensibilidad y bondad, aunque estoy seguro de que la palabra maestro se debe más al cariño con el que me tratas, que la maestría maestra de los que saben y hacen. Un abrazo grande para ti, Hacedor de Cosas con Letras y otros Utensilios.

Muchas gracias a todos por dejarme pedacitos de alegría escrita.
¡Salud!

-chus-