lunes, 9 de febrero de 2009

Diferencias

Se unieron para hacerse fuertes,
hablaron para poderse mandar,
buscaron carne para alimentarse,
dijeron nombres para diferenciarse,
y contruyeron techos para cobijarse,
y dioses para castigarse,
y tierras para nacionalizarlas,
y banderas para sacralizarlas,
y amenazas para cumplirlas,
y ejércitos para armarlos,
y obligaciones para todos los demás.

Se abrazaron para hacerse fuertes,
hablaron para poderse seducir,
buscaron la carne para aprenderse,
dijeron nombres para recordarse,
y construyeron techos para susurrarse,
y dioses para descreerlos,
y tierras para viajarlas,
y banderas para desteñirlas,
y amenazas para encarcelarlas,
y ejércitos para vencerlos,
y obligaciones voluntarias para ser dos.


"Diferencias"
© El País de los Tejados. chus alonso díaz-toledo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es de esos poemas que se quedan en la memoria, Chus. Me ha gustado mucho.
Un beso invernal.


Ariadna

L.G.M. dijo...

Volvemos a lo de siempre, Chus, haces un poema con una estructura muy cerrada, de la que es muy complicado salir airoso, y al final lo consigues. Este tipo de poema se ha encarecido mucho gracias a Benedetti, a Galeano, o a nuestro querido Viglietti. Por lo general, cuando se toca este terreno, se sale con malas ropas, pero esa manera que tienes de ver el mundo, y sobre todo, esa manera que tienes de hablarlo, te han salvado con matrícula de honor de la quema.
Un abrazo afectuoso desde la Granada que te espera.

Bambo dijo...

Yo hubiera deseado no necesitar techos para susurrar, ni ejércitos para vencerlos...

La vida sólo se puede gozar o destruir. No existe el término medio. Y en el intento se nos pasa el tiempo.

Abrazar al otro y mirar a los ojos a los que nos aman y amamos tendría que ser tan necesario como respirar.

Beso, Chus. Como siempre, una verdadera gozada.

bajamar dijo...

una civilización que me resulta tristemente familiar...

un agrado leérte siempre

saludos