lunes, 20 de agosto de 2012

Testimonio

En su rostro,
la sonrisa que acuna
mi alma que vive en su mundo.

En su espalda,
la hermosura de un adiós
que me regala los buenos días.

En sus pechos,
las cimas donde descansa
mi calma teñida de sueño.

En su vientre,
el patio sin colegio
donde juegan los recreos.

En sus pies,
los pasos que con su andar
hacen girar el mundo.

No se requiere verbo
cuando se habla el abrazo,
ni cifras, cuando se cuentan
los motivos para el tacto
que están a la espera, en la piel.


"Testimonio"
© Ediciones Cambalache. pokit in a pocket. chus alonso díaz-toledo

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Es precioso! Me encantaría que me escribiesen un poema así.
Besos de tu admiradora anónima.

Anónimo dijo...

Lo he leido y he recordado otro testimonio de hacía años.

Me gustan los mini-cambios que has incorporado.

Era y gigue siendo hermoso y, el giro del final, muy tuyo.

Besos,

K.

Anónimo dijo...

Un poema impresionante, anoche un concierto impresionante (no sabía que tocabas la batería tan tan tan bien) y anoche.... ejem... una noche impresionante.... :)
Eres dulce y canalla Chus, Genial.
Otra admiradora anónima :P

Salomé dijo...

Joder...

Me he quedado muda.


Besos

Gatomalabares dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gatomalabares dijo...

Muchas gracias a todos por dejarme letras tan bondadosas.
K, es verdad, en su momento le hice unos cambios que ya quedaron para siempre (creo). Me gusta que te guste, sabes que mi fe literaria (entre otras cosas) en ti es infinita (muy tuya y tal).
Un beso grande y otro pequeño para pekes.

Salomé, muchas gracias por lo concreto de tu mensaje, me dejas mudo también a mí. Un beso grande y animado, guárdame un poco de mar.

Admiradoras anónimas, es un placer leer vuestros mensajes, mucho mejor que recibir anónimos amenazantes y cosas así. Besos para las dos, unos más impresionados que otros, también es cierto.

Gracias a todos
Salud
-Chus-