sábado, 12 de noviembre de 2011

Proximidad y lejanías


A pocos pasos de ti,
sin distancias cegadoras,
solamente con el color
en el que se adormece
una tarde pintada dentro
de los horizontes del sur.

A pocos pasos de ti,
sin prefijos telefónicos
ni equipajes de estación,
sólo con las hojas
que nos relata el otoño,
palabras de acento húmedo
y semántica paciente,
palabras que se tejen
sobre los cactus de la luna,
a pocos pasos de ti,
como la ropa que vestirás
en el día que se aproxima,
o como las cartas deletreadas
por la boca del remitente.

A pocos pasos de ti,
como el camino
que se cruza en tu camino,
o como las calles paralelas
a los portales de tu calle,
tanto espacio despacio,
tanto tiempo ilimitado,
a pocos pasos de ti
pasa la vida dentro de otras vidas,
y se muere la muerte
que vive en las muertes ajenas.

Y así, a pocos pasos de ti,
se pierde la piel que tuvo
los sonidos del desierto,
y los tejados se vuelven
lugares secretos para los gatos
que maúllan a pocos pasos de ti.


“Proximidad y lejanías”
©Ediciones Cambalache. chus alonso díaz-toledo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué poema más precioso!
Besos sin remite.

Erato dijo...

Precioso.Me encanta como tratas la proximidad de una piel.Un beso,pokito