miércoles, 12 de enero de 2011

Acordes

Se silencian todos los acordes
de una noche cualquiera,
dejan de nacer, se vuelven
aire sin movimiento,
y se pierden,
se borran como si fuesen
huellas de sal pisadas por agua,
y el azul se torna mudo oscuro,
tanto que parece muerto,
y los papeles usados dicen
lo que dijo una vez el tiempo,
mientras la calle se vuelve
una ecuación de distancias,
y el viento recuerda, en silencio,
el susurro de una voz lunar del sur.

Nos moldearon para el entorno,
encadenados al intento
disonante de los olvidos fallidos,
a la medida exacta de sus exigencias,
y callamos la verdad que se extiende
bajo los refugios de la piel,
nos convertimos en señales tangentes
para las cuestas de las calles al revés,
levantando fortificaciones
resistentes al poder de la memoria,
y nos autoproclamamos uno
antes que tuyo y mío,
y el miedo no se atrevió a mirarnos,
ni el grito pudo volver a gritar,
y así, con la excusa de las espaldas,
se cegaron las expectativas de los ojos,
y se mutiló la esperanza del tacto,
y el sonido de los vuelos rotos
se cerró, abierto, dentro de un viejo cajón.


"Acordes"
© Ediciones Cambalache. chus alonso díaz-toledo

3 comentarios:

Patricia dijo...

Hola, Chus. Soy Patricia, trabajo en la Biblioteca Nacional, nos presentó hace tiempo Álvaro Pombo, seguramente no te acordarás de mí. Me ha fascinado tu página, este poema es agridulce pero infinitamente hermoso. Chus, es una delicia tu país de los tejados. El domingo pasé más de dos horas leyéndote, empecé por el primer mes y he dejado el "separador de hojas" en marzo del 2010. Es una gozada, no hay un poema que dejé sin sentir algo. Sé que no te gusta que te llamen poeta, Álvaro me lo comentó antes de presentarnos, y me aseguró que no era falsa humildad sino más bien rubor, pero es que eres poeta, Chus, no lo dudes.
Besos y gracias por regalar tanta belleza.

Anónimo dijo...

Como siempre me pasa con tus versos, cuando los leo me entran ganas de escribir. Una preciosidad de poema, Chus.




Besos y feliz años

Miguel Bueno dijo...

De lo más redondo tuyo, cerrando el circulo en una espiral permanente.

Expresiones
Piedra