martes, 20 de abril de 2010

Pretérito del oeste lunar

Eres de cada momento,
así naces en mis manos,
perteneciente a ese
tiempo exacto, concreto,
no importa el nombre
que tengan las horas,
ni el lugar del año
que ocupen los meses,
porque te llevo en las huellas
de mis botas viajeras,
y en la firma de todos
los poemas que dejé,
a la espera, guardados
a la sombra de un cajón.

Podría erradicarte de mis días,
y suspenderte entre la alevosía
de toda esta antimateria,
podría reprocharte
por las copias a escala,
o por esconder las rayas
de tus calcetines bajo
unas medias de señora,
podría fingir que olvidé
cómo se hace para leer,
o denunciar que perdí
el bote de tinta para escribir
desde cualquier papel,
podría dejarte para más tarde,
ubicarte junto a los libros
perdidos de tanto uso,
pero la memoria está hecha
con los restos de la piel,
aunque sólo sea memoria,
aunque sólo sea una historia
sobre la tierra del oeste lunar.


"Pretérito del oeste lunar"
© Cambalache. chus alonso díaz-toledo.

3 comentarios:

Álvaro dijo...

Mi querido amigo, he aquí un poema de esos que son tan suyos mezclando el verso libre con el ritmo de las buenas rimas. Es usted un poeta, se lo digo a menudo.
Un abrazo y mi admiración, mi querido Chus.

L.G.M. dijo...

La contradicción que une el amor y el odio. Un poema impresionante Chus, la derrota y la victoria de la condición humana en un pedazo de papel.

Un abrazo.

Belle dijo...

Contradicción es la palabra que viene inmediatamente al leer el poema, pero ya la han dicho, Chus. Y poeta te lo han dicho también. No se me ocurre ningún otro "insulto" .

Qué bien lo haces y qué cada vez mejor .