miércoles, 23 de diciembre de 2009

Necesidad terrenal

Es mejor callar, para saber
comprender porqué la tierra,
con los pasos del tiempo,
se vuelve suelo de arena,
así pude entender
las promesas invisibles
que dejó el viento,
sobre sus granos inmóviles,
granos convertidos en lienzo
para el recuerdo,
y el recuerdo se adapta
a sus propias formas,
sobrevolando, convertido en sombra,
por el cuarzo diminuto de la piel.

Nombras un mundo azul,
y sin embargo,
eres la memoria humilde
del verbo de las rocas,
y el manto bordado
con el hilo de las grietas,
que regala sus entrañas
para la punzada vital de la raíz,
tú, que estás a los pies de la luna,
y que le sirves de cuna
a los charcos perdidos de abril,
eres la voz de los montes
que desigualan el horizonte,
y provocas el principio del camino,
y te escribes en la cara manchada
de un niño que huye de la soledad.


"Necesidad terrenal"
© El País de los Tejados. Cambalache. chus alonso díaz-toledo.

3 comentarios:

Marta dijo...

Versos muy hermosos y muy reales, con los pies en la tierra se podría decir. Tienes una forma de entender la poesía muy particular, llevo unos días leyendo tu blog y me temo que me he enganchado a tu poesía.
Saludos de tu nueva lectora.

Anónimo dijo...

Necesidad terrenal, poesía necesaria. Chus, el poema es una delicia más de esas que crecen en tus letras. Te deseo lo mejor para el año que llega.
Un beso muy grande, niño grande.

-rkl-

Al-Juarismi dijo...

Un abrazo Jesús, qué te sean propicios los astros, en este año novel de literatura.